Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha

Switch to desktop

Semana Santa de hace 100 años en Ciudad Real

Hace 100 años... Ciudad Real celebraba una semana santa que ya comenzaba a tener el esplendor en sus procesiones y pasos que, muchos años después, la llevaron a ser considerada fiesta de interés nacional. De hecho, los cronistas locales ya hablaban de que las celebraciones y fiestas de la Semana Santa era sin duda alguna la más importante de todo el año.

"Noches de Viernes Santo, saetas que se clavan en el corazón. Evocaciones de niñez, mezcla de cosas tristes y esperanza halagadora de resurrección. Noches aterciopeladas, lindas, suaves, noches para cantar, para llorar, para reír y sobre todo para amar." (Juan Pérez Arriete en El Pueblo Manchego)

Los actos religiosos comenzaban el Domingo de Ramos con la bendición de las palmas seguida de una procesión a la que asistía todo el clero de la localidad y el Ayuntamiento. Otro acto religioso importante no sólo desde el punto de vista religioso sino desde el punto de vista social eran los oficios, celebración muy similar a la que se realiza hoy día. También se celebraba otro acto religioso que se denominaba "Las Tinieblas" y que se celebraba en la Parroquia de Santa María, San Pedro y Santiago. En la Catedral además el Jueves Santo tenía lugar la ceremonia del "lavatorio".

Existían ya un buen número de cofradías y pasos y las procesiones tenían lugar en dos días, el jueves santo y el viernes santo.

La primera procesión era La Pasionaria que salía a las 5,30 de la tarde del Jueves de la Parroquia de Santiago. Constaba de tres pasos que iban precedidos de un Niño Jesús llevado en unas pequeñas andas. El primer paso era el ECCE-HOMO, conocido por Pilatos; dicho paso estaba formado por cuatro figuras muy similares a las actuales, aunque no iguales. La diferencia más simbólica entre el antiguo paso y el actual es la desaparición del balconcillo. El segundo paso era el CRISTO DE LA CARIDAD. El paso era obra del escultor valenciano Zapater. El tercer y último paso era "LA SANTA ESPINA", hoy desaparecido. El paso era una grandísima Custodia de plata, en cuyo interior se conservaba, según la tradición, una Espina de la corona de Jesús.

La segunda procesión del Jueves Santo era la de "JESUS NAZARENO" que salía de San Pedro a las 22 horas de dicho día. La antigua e impresionante figura del Cristo con la cruz a cuestas era obra de Montañés.

El Viernes Santo a las 9'00 horas de la mañana salía la primera procesión de dicho día de la Iglesia de San Pedro. El primer paso era "LA ORACION EN EL HUERTO", obra antigua de D. Venancio Marco. Los hermanos solían portar artísticas palmas. El segundo paso era "JESUS CAIDO". La imagen de entonces era también obra de D. Venancio Marco. El tercer y último paso de la procesión del viernes por la mañana era el "CRISTO DEL PERDÓN Y LAS AGUAS". Era costumbre que acompañando a este paso salieran varios niños representando personajes bíblicos, además de los "Armaos".

Por la tarde y a partir de las 5'00 salía la segunda procesión del Viernes Santo desde la Parroquia de "LA MERCED". Su primer paso "LA ENCLAVACION", hermandad y paso hoy desaparecidos. Era obra del escultor Zapater. La segunda cofradía era "EL DESCENDIMIENTO", obra escultórica del insigne José Alsina. El paso lo conformaban un total de 6 esculturas. El tercer paso era "EL CRISTO DE LA PIEDAD", severa imagen del Cristo crucificado, tallado en piedra que se atribuía al gran escultor Montañés. De esta cofradía era Mayordomo en aquellos años el gran pintor ciudarrealeño Ángel Andrade. El cuarto paso era "EL SEPULCRO" de la Hermandad del Santo Entierro, que al igual que hoy era un sarcófago sobre el que descansaba la estatua yacente de Cristo, figura que fue construida en la Casa Aranda de Zaragoza. La peculiaridad de esta Hermandad era que al Sepulcro le acompañaban hermanos vestidos con el uniforme de la guardia pretoriana de los tiempos bíblicos. Cerraba la procesión el Viernes Santo por la tarde la Hermandad de la Virgen de los Dolores, conocida por la "LA DOLOROSA". La imagen de entonces se atribuye a Salcillo. Ya poseía la Virgen Dolorosa su famoso manto que se conserva y luce hasta nuestros días, manto bordado en oro y pedrería hecho en Sevilla y que se valoraba en aquella época en más de 5.000 duros.

Por último, el Viernes Santo por la noche salía la quinta y última procesión, la de "LA VIRGEN DE LA SOLEDAD", que salía a las 10'00 de la noche de la Iglesia de San Juan de Dios (Iglesia hoy desaparecida y que pertenecía a la Parroquia de San Pedro). En esa época esta hermandad estaba formada íntegramente por mujeres.

Libros y otros materiales sobre la Semana Santa en nuestros fondos de la Biblioteca: https://bit.ly/2P0us07 

Para saber más:

El Sayón: https://bit.ly/3shxWKp 

Guía Semana Santa Ciudad Real: https://bit.ly/396XNxh 

Ciudad Real cofrade: http://www.ciudadrealcofrade.es/ 

Fuentes:

- Cantero Muñoz, Rafael. Retrospectiva: Semana Santa en Ciudad Real / . -- [S.l.]: Cueva de Montesinos, 2009.

- El Sayón

- El Pueblo Manchego

Modificado por última vez en Viernes, 09 Abril 2021 12:42