Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha

Switch to desktop

Tal día como hoy, un 21 de octubre en 1930, el profesor Otto Jessen publica en la revista "Notas geográficas" ("Mittteilungen der Geografische") de Hamburgo un estudio sobre La Mancha, obra de gran densidad científica en la que la describe evocando la Mancha del Quijote. Bastantes años después, esta obra se tradujo y se publicó en España por el profesor Gómez de LLarena en la revista "Estudios Geográficos" (Nº 24, agosto de 1946).

Otto Jessen nació el 18 de febrero de 1891 en Sophienkoog, municipio de Kronprinzenkoog cerca de Marne, Holstein, falleciendo el 9 de junio de 1951 en Munich. Fue un geógrafo y científico alemán que se ocupó principalmente de problemas de geografía física (áreas de enseñanza e investigación: costas alemanas, España, África), pero también se ocupó de la geografía humana (ordenación del territorio, desarrollo urbano).

Otto Jessen comenzó a estudiar geografía en Munich, que complementó con estudios en geología, biología, física y meteorología. En 1914 recibió allí su doctorado. Tras la Primera Guerra Mundial continuó su carrera académica en la Universidad de Tübingen. Allí completó su habilitación en 1921 con su obra titulada " La reubicación de los estuarios y mareas bajas en la costa continental del Mar del Norte en tiempos aluviales jóvenes ". Entre 1927 y 1928 realiza una investigación de campo más en España, abordando cuestiones geográficas y arqueológicas, incluida la búsqueda de Tartessos. Además, creó realizó una serie de tratados monográficos en los que destacan sus excelentes caracterizaciones del paisaje y la elucidación de conexiones entre hechos físico-geográficos e históricos o cultural-geográficos ". Uno de ellos lo dedicó a La Mancha.

En 1929 recibió un puesto de profesor de geografía física en la Universidad de Colonia. Trasla Segunda Guerra Mundial, ingresó en la Universidad de Rostock y se concentró en una investigación teórica de los umbrales marginales continentales. En 1946 pasó a dar clases en la Universidad de Würzburg , y finalmente, en 1949 en la de Munich donde finalizó su carrera docente.

En un pasaje de su obra Jessen describe así a La Mancha: «La Mancha se presenta al viajero como una llanura en la que no encuentran ni sombra, ni vegetación, ni agua corriente. Sobre el ardiente suelo recalentado, el aire tiembla, y por todas partes se extiende una pesada atmósfera plomiza, una especie de calima que limita el horizonte visible, y por encima de ella, la bóveda celeste del cielo de color azul acero, sin nubes que lo oculten por lado alguno. Estamos en el corazón de La Mancha... La monotonía, la carencia de sombra, la pobreza en agua y un clima extremo, de meseta elevada, son las características principales de esta dilatada y esteparia comarca. Y sin embargo, La Mancha, la patria de Don Quijote, es de una gran belleza... Todo el que viaja por La Mancha tiene presente, a cada momento, la inmortal obra de Cervantes... Únicamente un paisaje, que por su desolación resulta casi grotesco, ha sido capaz de producir un ser de la manera de Don Quijote».

Fuentes:

Efemérides manchegas: 1ª serie-1970 / Francisco Pérez Fernández (Antón de Villarreal). -- Ciudad Real: Diputación Provincial, 2012. (Biblioteca de autores manchegos)

Revista de Estudios geográficos Nº 24 (Agosto 1946)

En nuestros fondos sobre geografía de La Mancha: https://bit.ly/3anpcLA 

Modificado por última vez en Jueves, 21 Octubre 2021 12:34