Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha

Switch to desktop

Miguel Pérez Molina. Tal día como hoy...

5 DE ABRIL

Tal día como hoy fallece en Ciudad Real Miguel Pérez Molina, físico y matemático, educador y político que nació un 25 de julio de 1868 en el número 6 de la ciudadrealeña calle Cuchillería.

Gran amante de su ciudad, de la que llagó a ser alcalde en un mandato corto, pero en el que introdujo importantes mejoras en una ciudad que se encontraba especialmente atrasada con respecto a otras del país, como la motorización a vapor en la extracción del agua potable de los pozos de La Poblachuela o la extensión del tendido eléctrico, así como la plantación de árboles en la ciudad al más puro estilo de Madrid o Barcelona. También creó la Cooperativa de Casas Higiénicas y Baratas, destinada a la construcción de hogares decentes para los obreros y sus familias.

Su buena situación económica le permitió llevar a cabo estas medidas que financiaba, en gran parte, de su bolsillo, así como le permitió realizar numerosos viajes por el país, todo con la finalidad de empaparse de nuevos puntos de vista y de las técnicas más desarrolladas para, a su vuelta, incorporarlas en su localidad.

Su interés por lograr un cambio social era una forma de pensar que compartía muchas similitudes con los dogmas en los que se basaba la Institución Libre de Enseñanza, la cual pudo conocer de cerca gracias a la amistad que tenía con su paisano José Castillejo. También tuvo la oportunidad de ver las deficiencias del sistema educativo predominante en la localidad, cuyas únicas escuelas existentes eran las habitaciones de casas particulares, donde se podían encontrar hasta 100 niños y en las que abundaban humedades y desperfectos. Además, pudo comprobar el analfabetismo y la alarmante cantidad de jóvenes que no acudían al colegio, puesto que sus padres preferían llevarlos consigo para rendir más en el trabajo y asegurarse el plato de ese día.

Esto le llevó a integrar para sí mismo el lema "Despensa y escuela", que popularizó Joaquín Costa. Así, Pérez Molina consideró que esa educación capaz de cambiar el mundo debía empezar desde los más pequeños y, cuando estaba al frente del Ayuntamiento, propuso la construcción de un colegio donde la escolarización comenzara desde la edad más baja y en el que, además, hubiese una cantina donde los niños pudiesen comer durante el periodo lectivo. De esta manera, los padres no tendrían excusa para no llevar a sus hijos a la escuela.

Aunque la falta de medios del Ayuntamiento impidió que el proyecto saliese adelante en aquel momento, no hubo impedimento para que lo hiciese 10 años después, surgiendo en 1924, junto al Colegio Cruz Prado, el Grupo de Párvulos Pérez Molina, que en la actualidad corresponde al colegio del mismo nombre, con cuatro aulas de 60 niños y el solicitado comedor escolar que solucionó la vida de numerosas familias que ahora podrían garantizar un plato de comida para sus hijos.

No obstante, su compromiso con la educación ya se había manifestado a través de la Academia General de Enseñanza, institución que fundó en 1895 y a la que dedicó cada día de su vida en el edificio donde hoy está el Museo Provincial. Pérez Molina hizo de esta institución la cuna de una verdadera innovación pedagógica, inspirada no solo en los valores que caracterizaban a la Institución Libre de Enseñanza, con la que compartía muchas similitudes, sino también en el modelo educativo de la Escuela Nueva, de la que pudo empaparse gracias a un viaje por Europa que le llevó desde Barcelona hasta Suiza, acompañado en todo momento de su fiel compañero, José Castillejo.

Falleció el 5 de abril de 1939.

Sus apellidos dan nombre a uno de los colegios públicos más antiguos de Ciudad Real.

Fuente: Miguel Pérez Molina (1868-1939) y la Academia General de Enseñanza de Ciudad Real: un proyecto de innovación pedagógica en La Mancha / Vicente Palomares García. -- Ciudad Real: Diputación Provincial, Servicio de Cultura, 2018. (Biblioteca de autores manchegos; 2016)

Modificado por última vez en Viernes, 01 Abril 2022 08:52