Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha

Switch to desktop

Premios Bibliotecas Públicas Castilla-La Mancha Destacado

IMG 4644
El 29 de abril el Consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, entregó los galardones de la Primera Edición de los Premios Bibliotecas Públicas de Castilla-La Mancha. El acto de entrega tuvo lugar en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan.
Estos premios han sido creados para reconocer el esfuerzo de los bibliotecarios en el fomento de la lectura y en la difusión de la cultura. Dos de los premiados son de la provincia de Cuenca: la Biblioteca Municipal de Mota del Cuervo en la categoría de Mejor programa de fomento cultural y de la lectura, y  Manuel Blanco Albalate en la categoría de Bibliotecario del año.
Ana Belén, Patricia y Mª Carmen, bibliotecarias de Mota del Cuervo, son un claro ejemplo de la importancia del trabajo en equipo. Su labor en el fomento de la lectura, planificada cuidadosamente y realizada con entusiasmo, las ha hecho merecedoras de numerosos reconocimientos y premios. Así en 2013 fueron galardonadas con el primer premio de la Campaña de Animación a la Lectura María Moliner.IMG 4632 - copia
Manuel Blanco es, desde hace 21 años conductor de uno de los bibliobuses que cada día recorre la Provincia de Cuenca. A lo largo de estos años, ha sido testigo de los cambios en las infraestructuras y en las tecnologías: de las estrechas y angostas carreteras que ha salvado con su indiscutible pericia al volante y de las nuevas tecnologías aplicadas al bibliobús que maneja sin problemas gracias a su afán por aprender. Ha conocido los servicios tradicionales, el primer proceso de informatización y ya en la actualidad los beneficios del Catálogo Colectivo de la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha. Esta actitud abierta y colaboradora ha sido esencial para el personal técnico que viaja con él, al que ha ayudado y de quien ha aprendido hasta el punto de que, en ausencia del personal técnico, ha llegado a realizar él solo el servicio de biblioteca. Pero hay algo que no ha cambiado en estos veintiún años: el trato siempre cálido y familiar con los usuarios. A Manolo le gusta su trabajo: conducir, el contacto con la gente y los libros. Y quienes viven en los pequeños municipios de la provincia de Cuenca, despoblados y muchas veces olvidados, lo saben y por eso lo esperan y lo recompensan con su fidelidad y su agradecimiento.
Dos premios gratificantes y merecidos, ¡felicidades!
A todos, ¡enhorabuena!

Escribir un comentario

Código de seguridad
Cambiar texto